Que consecuencias bucales tiene el uso del chupete

¿Qué consecuencias bucales tiene el uso del chupete?

El chupete es una herramienta de ayuda para muchos padres, permite que los peques se calmen, que duerman mejor y evita que se metan otras cosas en la boca, pero no todo es positivo. Como dentistas en Salamanca explicamos qué consecuencias bucales tiene el uso del chupete de forma prolongada. Sigue leyendo para saber más de esto y cómo evitarlas.

¿Qué beneficios tiene el chupete?

Los chupetes pueden ser beneficiosos para los bebés y los padres, especialmente los primeros meses de vida de los pequeños. Algunos de los puntos positivos son que ayudan a calmar el llanto y les permiten dormir mejor.

Y uno de los efectos más positivos es que reducen el riesgo de muerte súbita del infante.

¿Qué consecuencias bucales tiene el uso del chupete?

A pesar de lo que mencionamos en el punto anterior, se han llevado a cabo diversos estudios que demuestran que tanto el chupete, como chupar dedo, afectará el desarrollo de la boca y alineación de los dientes, así como causa cambios en el paladar. 

Incluso el uso del chupete puede ocasionar infecciones en los oídos y dificultades para amamantar. Por eso se recomienda solo presentar el chupete una vez que la lactancia está ya bien establecida.

Aunque no dejan de tener beneficios, queremos mencionarte las consecuencias trae el chupete para los dientes, especialmente en niños mayores de 2 años, entre ellas:

Problemas con la mordida

Este es uno de los riesgos más conocidos del uso excesivo del chupete en niños, la mordida mal alineada. Que puede ser mordida cruzada, abierta u otro tipo de maloclusión.

Este tipo de problemas se perciben cuando niños más grandes todavía usan chupete, a esto nos referimos con uso prolongado. Esto causa que los dientes se muevan y puede cambiar la forma de los dientes en la boca, ya que se pueden acomodar a la presencia del objeto extraño.

Se estima que esto es más común en niños que todavía usan chupete más allá de los 4 años. En los menores de 4 es menos probable que suceda la maloclusión.

Hay que destacar que no solo se da la maloclusión por el empleo del chupete, también puede ser por chupar el dedo de forma prolongada y continua. Igualmente, el uso del biberón puede ocasionar problemas bucodentales.

Retracción de las encías y caries

En algunos casos, el uso de chupete puede ocasionar retracción de las encías y caries en los niños. Aunque estas condiciones orales suelen ser consecuencia de que los padres añaden sustancias dulces al chupete.

Al agregar algo dulce al chupete, expones de forma continúa los dientes y encías del niño al azúcar. Lo que puede causar placa y caries.

Descolocación y desviación de los dientes

El uso continuo del chupete, es decir, por más de 6 horas al día y más allá de los dos años, puede hacer que los dientes de los niños se desvíen de la posición que deberían tener.

Los dientes frontales inferiores se inclinarán hacia adentro.

Además, este hábito también podría causar deformación del paladar.

Es importante notar que la intensidad con la que el niño chupa puede influenciar en gran medida si se tiene o no problemas dentales por su uso. Si los bebés solo lo tienen en la boca pasivamente, es menos probable que desarrollen problemas.

La clave para evitar los problemas está en usar el chupete de forma responsable. Como padre debes notar cómo lo usa el niño, también es importante que sea de una pieza y lavarlo regularmente.

niño chupete

¿Cuánto tiempo se puede usar un chupete?

Sobre este tema la Sociedad Española de Ortodoncia indica que «se recomienda retirar el chupete y el biberón a los 12 o 18 meses de edad (y en ningún caso superar los 2 años).

Pero hay casos donde el odontopediatra puede recomendar que se evite el uso del chupete desde los 6 meses, 12 meses, debido al riesgo de infecciones de oído.

A los 4 años los niños no deberían usar chupete ni chupar dedo, ya que esto implica un gran riesgo para su salud dental.

¿Cómo usar el chupete de forma adecuada?

A pesar de lo anterior, los padres no deben tener miedo del chupete, son una excelente herramienta y ayuda si se usan de forma correcta. Deben limpiarlos bien, seguir una rutina de higiene bucal en los niños y estar conscientes de cuándo es el mejor momento para dejar de utilizarlo.

Algunos consejos para usar el chupete de la mejor forma son:

  • No dejes que los niños compartan chupetes entre ellos. No es higiénico y pueden exponerlos a bacterias, caries y otras infecciones.
  • Evita agregar cualquier cosa dulce al chupete. Como mencionamos antes esto puede causar el desarrollo de caries.
  • Compra chupetes del tamaño correcto. Hoy en día encontrarás chupetes de distintas formas y tamaños, generalmente verás en el empaque indicaciones de uso según la edad. Respeta estas recomendaciones.
  • Hay chupetes ortodónticos, que no tienen la forma tradicional, son más bien planos y evitan problemas de maloclusión. Aunque no te confíes, disminuyen el riesgo, pero es mejor usarlos hasta cierta edad también.
  • Ten varios chupetes y lávalos con frecuencia.

¿Los problemas bucodentales causados por el chupete se pueden corregir?

Este problema muy pocas veces se soluciona solo, para mejorarlo se puede necesitar intervención de ortodoncistas y corrección de la mordida.  Lo que podría causar muchas molestias al niño. Por esto, lo mejor será la prevención.

Algunos expertos indican que si se quita el chupete antes de los 24 meses, el problema podría corregirse solo en menos de un año. Es decir, no se necesitará intervención de especialistas.

Pero si se espera a retirar el chupete más allá de los dos años, hay un riesgo de necesitar aparatos de ortodoncia. Es más probable si se tarda más en dejar el chupete.

Toma en cuenta que después de los 4 años es que se empiezan a formar los dientes permanentes en las encías, debajo de los dientes de leche.

Ya sabes qué consecuencias bucales tiene el uso del chupete. Recuerda que lo mejor es que hables con tu pediatra y odontopediatra sobre el desarrollo de los dientes del bebé y cuáles son las mejores opciones para el peque. Contáctanos para pedir cita con un odontólogo especialista en niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba